Casa pequeña de 46m2 llena de sorpresas

Joo Castro Chan Joo Castro Chan
Loading admin actions …

La primer casa pasiva en México y Latinoamérica. El concepto de casa pasiva tuvo su origen en Alemania en los años 70s y fue hasta la década de 1990 que se desarrolló el estándar de Passivhaus, sobre el cual está basada la casa que conoceremos a continuación.  Una casa pasiva se distingue por tener las siguientes características: superaislamiento, evitar puentes térmicos, control de infiltraciones, ventilación mecánica con recuperación de calor, ventanas y puertas herméticas y una modelización de ganancias y pérdidas energéticas. 

Bajo este esquema, los arquitectos de INHAB junto con los proveedores de ventanas de alto rendimiento de Windlock – Soluciones Sustentables, desarrollaron y construyeron la primer casa sustentable en toda América Latina, con la fortuna de tenerla en México.

Compacta y con terraza

Desde el punto de vista formal, observamos desde la terraza hacia la casa, un piso que sirve para disfrutar de esta área exterior, a base de baldosas de piedra, flanqueado por un lado por macetas con distintas plantas que le agregan un toque de vida a este espacio.  El piso de la terraza también ha sido tratado con un aislamiento térmico, permitiendo así que se mantenga fresco en los cálidos días de verano, pudiendo disfrutar al máximo de la terraza en estos calurosos meses.

Una maravilla de la sustentabilidad

Ubicada en la ciudad de México, en la Colonia Roma, esta pequeña casa de tan sólo 46 metros cuadrados, fue construida originalmente en 2007, pero no fue sino hasta el año 2012 que fue intervenida bajo el estándar de Passivhaus Institut, convirtiendo así a esta pequeña residencia en la primer casa sustentable de América Latina.  Gracias al empeño por parte de los expertos que intervinieron en este proyecto, se pudo lograr crear este maravilloso proyecto en nuestro país.  

La ubicación y orientación de la casa fue ideal para poner a prueba este proyecto, ya que la incidencia solar en verano recae sobre la pequeña edificación, haciéndola incómoda en esta época del año, pasando a un caso contrario en invierno, donde el frío se apodera de la residencia.

Sencillez en el interior, ¡pero efectividad máxima!

La casa está constituida por una caja con una estructura de metal, forrada por muros de madera aglomerada, que cuenta con un aislamiento térmico y barrera de vapor, así como un acabado con pintura reflectiva en el exterior.  Tanto la cubierta, hecha a base de concreto y cimbra aparente, como el piso, cuentan con un aislamiento de poliestireno de 3 pulgadas de espesor, evitando así puentes térmicos entre el exterior y el interior.

Sistema de ventanas de tecnología de punta

Las ventanas y puertas corredizas utilizadas en este proyecto, están especialmente diseñadas para tener un hermetismo total, con doble acristalamiento y baja emisión, que crean una protección térmica inigualable, sin perder la transparencia propia de una ventana.  Desde la pequeña estancia, podemos tener una vista totalmente libre a la terraza, desde la cual se pueden disfrutar vistas maravillosas de la ciudad desde el 4to piso donde se ubica.

Iluminación eficiente

La casa ya contaba originalmente con un sistema de iluminación a base de LED, lo cual se sumó al carácter sustentable y pasivo de esta casa, logrando tener un ahorro aún mayor en el consumo de energía.  Al prender cada una de las luminarias al caer la noche, la casa se abre de adentro hacia afuera, gracias a la transparencia que le otrogan los grandes ventanales instalados en este pequeña y maravillosa residencia.

Contacto con el exterior

El tener una apertura casi total en una de las caras de la casa hacia el exterior, crea un relación íntima y una unión extraordinaria entre el espacio interior y el medio urbano, creando una extensión de las reducidas dimensiones de la casa, dando una mayor sensación de amplitud espacial a pesar de su tamaño.  Una casa con un diseño lógico, práctico, aplicando tecnologías de control térmico pasivo, que crean un confort y una sensación de bienestar única dentro de la residencia, teniendo un impacto ambiental mínimo.

¡Esta es una casa única!

Esta casa que es la primera en cumplir los estándares del Passivhaus Institut, cuenta con las siguientes estadísticas en ahorro energético:

-70% de ahorro en demanda de calefacción

-96% de ahorro en demanda de refrigeración

-68% de ahorro en demanda de energía primaria

-68% de reducción en emisión de gases con efecto invernadero

Gracias a estos resultados, se espera que poco a poco se incursione con este tipo de casas y metodología de construcción, para aplicarlo en el norte de México, donde las temperaturas son mucho más extremas y se pudiera tener un impacto muy favorable con respecto al consumo de energía y aprovechamiento de la misma.

Para conocer otro excelente libro de ideas en homify, haz click aquí:

¡Una casa espectacular!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!