Casas de estilo  por Odart Graterol Arquitecto

5 casitas de un piso: ¡las ampliaron y ahora son de dos!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

En este libro de ideas traemos para ti las fabulosas modificaciones de 5 casas que, además de cambiar su apariencia, crecieron a dos plantas, ampliando la superficie y la funcionalidad para cubrir mejor las nuevas necesidades de sus habitantes.

Serás testigo de los extraordinarios cambios de rostro de estas viviendas, en donde al comparar las dos imágenes no creerás que son la misma casa, ¡pero sí lo son! ¿Quieres sorprenderte?

2. Antes: una casita desaprovechada que se veía incompleta

Esta pequeña fachada corresponde a una vieja casa plantada en medio de un amplio terreno, con mucha superficie tanto interior como exterior pero que en su mayor parte era desaprovechada. Los interiores apenas recibían luz por medio de esta cerrada ventana enrejada, la escalera exterior llevaba a una losa de cubierta en la que no se podía transitar debido a unas absurdas estructuras metálicas, y el camino lateral llevaba a una zona de huéspedes abandonada y a medias. Mucho potencial desperdiciado, ¡había que hacer algo ya!

Después: amplia, con muchos ventanales ¡y ahora si cabe toda la familia!

La nueva fachada nos muestra que los interiores se abrieron, aprovechando el terreno en su totalidad y dejando una generosa sección para jardín, ahora sí bien cuidado y forestado. Las ventanas se abrieron en grandes ventanales desnudos y la cubierta se aprovechó para generar un área de invitados en la segunda planta con acceso independiente, mucha luz, ventilación natural y grandes espacios.

Ahora la fachada luce moderna, luminosa y muy grande, ¡y en el mismo terreno!

1. Antes: una casa pequeña y ya un poco deteriorada por el tiempo. Faltaba espacio para la familia…

Lo más característico de esta casa es, además del color verde, el daño que la humedad le ha estado generando a la estructura: pintura enmohecida, colores desteñidos, una barda ennegrecida y herrería oxidada, además de lucir sin chiste y poco funcional. La idea de los propietarios era renovarla completamente y aumentar su belleza y superficie.

Después: ¡un segundo piso y ahora se ve de altura!

La renovación ¡es para dejarnos con la boca abierta! Si vemos la imagen anterior es difícil creer que se trata de la misma casa, pero lo es. La vivienda original sirvió de base para erigir una casa de dos plantas y estilo contemporáneo, refinado, luminoso y atrevido. Una serie de salientes en los volúmenes enfatiza la transparencia de sus ventanales, el balcón en la planta alta, las texturas que acompañan a las ventanas y una pequeña y precisa jardinera a lo largo de la escalinata de acceso. El jardín se limitó a un espacio reducido pero bien aprovechado, la marquetería de aluminio negro incrementa la sensación de seguridad y modernidad del diseño, y la paleta de colores que van del blanco al gris concreto y gris oscuro, la hacen lucir muy novedosa, fresca y elegante. ¡Una casa de altura!

3. Antes: casa plana y sin chiste

Casas de estilo  por Odart Graterol Arquitecto
Odart Graterol Arquitecto

Fachada Nor-Este (casa original) antes de la remodelación

Odart Graterol Arquitecto

Esta fachada, sin chiste, sin color ni chispa, no representaba ningún atractivo ni para la familia ni para sus invitados. La terraza protegida con una débil estructura metálica invitaba a duras penas a disfrutar del jardín al atardecer. Las ventanas de la construcción mostraban una ligera intención estética, recordando el estilo funcionalista del siglo pasado, pero no lucía fabulosa, cálida ni espectacular.

Después: ¡de dos pisos y totalmente diferente!

Casas de estilo  por Odart Graterol Arquitecto
Odart Graterol Arquitecto

Fachada Nor-Este ya remodelada

Odart Graterol Arquitecto

Para empezar, la construcción original quedó perdida detrás del nuevo rostro, pero sirvió de estructura para continuar, partiendo de ella. Se implementaron nuevos materiales, resaltando su textura natural y belleza, como el tabique rojo, la teja de barro y la madera clara de las nuevas marqueterías. El diseño de las formas es novedoso y atrevido: dos pendientes que caen hacia el centro de la residencia y se pierden detrás de un alto pretil de ladrillo, diferentes volúmenes saliendo sobre otros y una terraza ahora sí debidamente protegida, equipada con una hamaca, bancas y mobiliario de verano para pasar las mejores tardes disfrutando del jardín y la compañía.

4. Antes: una fachada sin terminar y sin vida

Ampliacion Nopalucan: Casas de estilo  por Taller Esencia
Taller Esencia

Ampliacion Nopalucan

Taller Esencia

Esta fachada corresponde a una casa que alberga habitaciones para huéspedes, cada una con entrada independiente pero compartiendo el umbral de acceso y el jardín posterior. La construcción se limitaba a muy pocas habitaciones, pequeñas e imprácticas, por lo que el proyecto de remodelación incluyó una ampliación de las habitaciones hacia un segundo nivel. Veamos el resultado.

Después: ¡una fachada con mucho estilo y color!

Ampliacion Nopalucan: Casas de estilo  por Taller Esencia
Taller Esencia

Ampliacion Nopalucan

Taller Esencia

La propuesta del cambio incluyó no sólo ampliar las superficies de uso sino definir un estilo con los materiales, colores y texturas indicados. Se optó por un carácter rústico y campirano, en donde destaque un garaje con teja de barro rojo, un portón de madera remachada, cantera enmarcando las ventanas y una textura en color terracota cubriendo toda la fachada. En dibujo se mira muy atractivo… ¡esperamos que haya quedado más linda todavía!

Si quieres ser testigo de la metamorfosis de otra casita de estilo campirano, visita Casita sencilla, ¡remodelación sorprendente!

5. Antes: una casa de los setentas

Esta pequeña casita data de los años setentas y, como podemos ver, sus años florecientes ya habían pasado: lucía desgastada, opaca, sin luz ni novedad y con un enorme jardín cuyo césped era lo único que recibía mantenimiento, pero el resto de la vegetación había crecido enloquecidamente. El cambio era inminente sobre todo porque las necesidades de la familia actual habían crecido.

Después: una casa modernizada

El cambio comenzó con modernizar la residencia, rediseñar el jardín creando senderos y áreas jardinadas y de juego, abrir ventanas, enfatizar el umbral de acceso y actualizar el colorido. Todo quedó de maravilla, pero la familia seguía necesitando más espacio…

Mucho después: ¡una casa de dos pisos, luminosa y amplia!

Aunque no mucho después, al poco tiempo de la remodelación de la primera fachada, se tomó la decisión de ampliar la estructura y hacer crecer la vivienda. Del diseño anterior se mantuvo la estancia y ventanal en el ala derecha, permaneciendo en un sólo nivel. Hacia la izquierda, la casa creció hacia el jardín y hacia arriba, y los diseñadores se decantaron por una propuesta geométrica, sencilla y pura por medio de un cubo blanco. Las ventanas verticales y estrechas a lo largo de las fachadas, los ventanales que comunican el área social y la dorada luz que se expande desde el interior hacia el exterior crean un hermoso conjunto lleno de modernidad y encanto, en donde el jardín es la cereza del pastel.

En homify encontrarás ideas e inspiración para tu hogar, ¡toma nota!
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!