de estilo  por Au dehors Studio. Architettura del Paesaggio

Remodelación de una terraza ¡sencilla, pero fabulosa!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Lo hemos dicho infinidad de veces: cambiar la apariencia de un espacio, remodelarlo y reformarlo parcial o integralmente, no necesariamente requiere de un enorme presupuesto, basta con hacer una planeación muy precisa, una lista de las cosas que queremos cambiar, de lo que realmente necesitamos para que el sitio funcione a la perfección y tener bien presente el presupuesto con el que contamos.

Muchas veces el transformar toda la atmósfera de un lugar sólo es cosa de cambiar el color, integrar algún adorno o colocar un par de macetas. Recuerda que lo importante es tu comodidad y poner a trabajar el ingenio creativo. Así que, sin más preámbulos, te llevamos a conocer una terraza en lo alto de una vivienda que, de servir como tragaluz y encontrarse en desuso, se transformó en una estancia romántica, fresca y encantadora… ¡no te la pierdas!

Antes: un espacio desperdiciado

En esta imagen vemos el cubo de las escaleras que descienden a los pisos inferiores de la vivienda. De este lado, una especie de banca enrejada funciona como tragaluz de una de las habitaciones, al fondo un cubo de instalaciones eléctricas, y junto a él unas instalaciones hidráulicas no hacen el cuadro más atractivo.

Había hasta una pileta y muebles en desuso

El lugar es bastante amplio, ideal para una terraza al aire libre y pasar las tardes de primavera después de caer el sol. En la esquina más alejada el lugar cuenta con una pileta y cubos de instalaciones de agua, pero que se encontraban en desuso por lo que retirarlas no era problema. Las vistas, por otro lado, no son envidiables ni las mejores de la ciudad, pero la frescura de la altura y la brisa mediterránea bien merecen disfrutarse, así que veamos de qué manera se solucionaron estos problemas.

Además, a la terraza la tapaba una pared

Esta imagen muestra el extremo más alejado de la vivienda. Como podemos ver, el espacio se encuentra prácticamente vacío, con tuberías a la vista y una maceta abandonada. La loseta sin embargo luce en buenas condiciones, por lo que podría aprovecharse a la perfección.

Después: ¡con pequeñas cosas se hicieron grandes cambios!

Esta imagen corresponde a la primera zona que te mostramos en este recorrido. La esquina que albergaba una maceta y un tronco abandonados se ha renovado y ahora presume una hermosa macetera con un frondoso naranjo rodeado de amorcillos o flores de primavera. En la pared, antes plana y aburrida, se colocaron unas cuerdas para enredar un hermoso jazmín mientras perfuma el ambiente, junto con las pequeñas lavandas a lo largo de la jardinera que delimita la zona.

Se definieron varios ambientes en la terraza, incluyendo una mesa con sillas para disfrutar de un buen desayuno

La zona cuenta con la suficiente superficie hasta para colocar un área de comedor, el cual se ubica al otro extremo de la salita. La gran pared también se revistió de redecillas para soportar los brazos del jazmín, mientras la lavanda, las primaverillas y el naranjo refrescan la estancia. El comedor, de estilo moderno y muy cómodo, hace juego con el diseño del conjunto con la mezcla de colores negro, como las maceteras, y madera clara como la naturaleza que rodea el lugar.

Se creó una salita de estar y se decoró con plantas grandes (todavía falta por comprar las macetas, pero poco a poco)

Si observamos bien, la loseta del piso es la misma que existía antes de la reforma, no se eliminó ni se instaló otra, pero ¿cómo es que luce diferente? Pues bien, las pequeñas baldosas de estampado en color azul y con un feo diseño pasado de moda, se sustituyeron por baldosas imitación madera rojiza, y al resto de losetas se les dio mantenimiento para resaltar de nuevo su color neutral, que raya entre el beige y el marrón.

Parte del piso se cubrió con deck de madera y se cambiaron algunas baldosas

El conjunto completo nos demuestra que no se necesita mucho dinero para crear un espacio rico en sensaciones, agradable y acogedor. El único cambio drástico fue el de las baldosas, el cual no pasó de una docena de bloques. Los muebles no tienen que ser nuevos o de marcas carísimas, basta con reutilizar algún sofá en desuso, una mesita olvidada en el garaje, un par de sillas plegables y unas tarimas pintadas para crear rinconcitos cálidos cubiertos de mantas, cojines y almohadones. La vegetación no debe faltar pues cumple muchas funciones: refresca, colorea, privatiza, delimita visuales y perfuma la atmósfera.

La pared se cubrió con unas modernas jardineras ¿A poco no es una idea genial!

La nada agradable visual ubicada en el extremo derecho de la terraza se eliminó gracias a la instalación de unos listones de madera que bien pudieron ser de reuso, y se aprovecharon para convertirlos en una estilizada macetera de colas de zorro. Por otro lado, el tragaluz protegido con rejas que parecía sólo estorbar en la estancia se aprovechó como banca, pintando la herrería y cubriendo la superficie horizontal con listones de madera, que además hacen juego con las maceteras de la barda y el estilo campirano del conjunto.

Ahora sí, disfrutar del cálido atardecer mediterráneo en esta casita romana ¡sí que se antoja!

Si necesitas más ideas para mejorar y aprovechar tu terraza, date una vuelta por Ideas para renovar la terraza gastando poco.

En homify encontrarás ideas, propuestas y a los mejores expertos para hacer de tu casa un hogar más bonito.
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!