CCA|arquitectos

CCA|arquitectos

CCA|arquitectos
CCA|arquitectos
Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
¡Enviado!
¡El profesional te contestará a la brevedad!

Corredor Biológico Urbano

La intervención realizada en el Área Natural Protegida “La Cueva”, está concebida desde el punto de vista ambiental y no urbano, siendo la arquitectura de paisaje un complemento del proyecto para dar como resultado un elemento más para la integración del “Corredor Biológico Urbano”.

El objetivo del “Corredor Biológico Urbano La Cueva” desde el punto de vista ambiental es detener la contaminación de los cuerpos de agua perennes, frenar la degradación de los recursos naturales por el mal uso de los mismos, proveer de áreas verdes con beneficios ecológicos a la biodiversidad local y fomentar el cuidado de la biodiversidad nativa a través de los talleres de sensibilización y educación ambiental. Pero esto no podría ser posible sin la transformación del área natural protegida, a través del embellecimiento escénico y la Arquitectura de Paisaje.

Desde el punto de vista paisajístico, “El Corredor Biológico Urbano La Cueva” tiene como objetivo establecer un área natural protegida que aproveche al máximo los recursos naturales y se convierta en un Hito urbano donde se puedan desarrollar actividades recreativas y donde se enseñe al usuario a valorar los recursos naturales y a desarrollar una relación con la naturaleza.

Como primera etapa de la transformación paisajística de la Reserva Natural, se diseñó un humedal con una superficie de 4,511.63 m2. Se realizaron diversos estudios para seleccionar la mejor zona considerando factores como: extensión territorial adecuada, pendiente necesaria para poder captar la mayor cantidad de agua proveniente de los escurrimientos pluviales y naturales, aprovechamiento de la presencia de un arroyo que funcionara como el mayor proveedor de agua para el humedal y que al mismo tiempo pueda desfogar agua rápidamente para liberar presión sin afectar el entorno natural. Al mismo tiempo se implementó una isla que sirva como alojamiento para las aves migratorias y que garantice un espacio para alimentación y refugio durante su estancia en el área natural protegida.

La tierra producto de la excavación del humedal, se utilizó para nivelar una terraza y así poder tener un cambio de nivel que ayude a mejorar las vistas hacia el área del humedal.

Se diseñó un Centro de Educación Ambiental con el objetivo de tener un aula interpretativa en la cual se impartan cursos y talleres ambientales y al mismo tiempo sea un recinto demostrativo con materiales didácticos para utilización de los visitantes. Diseñado de forma ortogonal y moderno el centro de educación ambiental combina grandes ventanales y muros de adobe. Está orientado para aprovechar las corrientes de aire y refrescar de manera natural el recinto. Está construido con un material llamado tecnoadobe que es un material que no emite gases a la atmosfera en su fabricación. De igual manera el centro de educación ambiental cuenta con recuperación de aguas pluviales y aguas jabonosas, las cuales entran en un biofiltro para su reutilización. Cuenta con una terraza elevada con una vista que domina todo el Corredor Biológico Urbano desde una perspectiva estratégica.

Aprovechando un arroyo nutrido por uno de los manantiales en la parte más baja, se sembraron plantas semiacuaticas y se trasplantaron 18 árboles con una altura superior a los cinco metros para restaurar el área raparía. Las especies que se sembraron fueron:

1.    Pirú (Schinus Molle)

2.    Sauce Llorón (Salyx humboldtiana)

3.    Trueno (Ligustrum japonicum)

4.    Ahuehuete (Taxodium mucronatum)

5.    Nuez de Macadamia (Macadamia integrifolia)

6.    Lluvia de oro (Laburnum anagyroides)

7.    Parota (Enterolobium cyclocarpum)

8.    Jacaranda (Jacaranda mimosifolia)

Algunas de estas especies son exóticas, sin embargo cumplen funciones ecológicas para el manejo del ANP La Cueva, como son: regulación de la temperatura, sitios de anidamiento y percha para las aves residentes y migratorias y flores para atraer polinizadores.

Proyecto desarrollado en el ANP “La Cueva” con el objetivo de diseñar un Corredor Biológico Urbano para la reproducción de flora y fauna nativa.

PROGRAMA ARQUITECTÓNICO: Área de Exposiciones| Recepción| Enfermería |Lavamanos| Sanitarios Hombres| Sanitarios Mujeres| Bodega| Terraza. 145.00 m2 de construcción

Colaboradores: Colin, consultoría en vida silvestre & CCA|arquitectos

Lugar
Apetatitlan, Tlaxcala.
  • Corredor Biológico Urbano:  de estilo  por CCA|arquitectos

    Corredor Biológico Urbano

  • Corredor Biológico Urbano:  de estilo  por CCA|arquitectos

    Corredor Biológico Urbano

  • Corredor Biológico Urbano:  de estilo  por CCA|arquitectos

    Corredor Biológico Urbano

  • Corredor Biológico Urbano:  de estilo  por CCA|arquitectos

    Corredor Biológico Urbano

  • Corredor Biológico Urbano:  de estilo  por CCA|arquitectos

    Corredor Biológico Urbano

  • Corredor Biológico Urbano: Centros de exhibiciones de estilo  por CCA|arquitectos

    Corredor Biológico Urbano

  • Corredor Biológico Urbano: Baños de estilo  por CCA|arquitectos

    Corredor Biológico Urbano

  • Corredor Biológico Urbano: Baños de estilo  por CCA|arquitectos

    Corredor Biológico Urbano

  • Corredor Biológico Urbano: Centros de exhibiciones de estilo  por CCA|arquitectos

    Corredor Biológico Urbano

  • Corredor Biológico Urbano: Centros de exhibiciones de estilo  por CCA|arquitectos

    Corredor Biológico Urbano

Admin-Area