Martha Cotoret

Martha Cotoret

Martha Cotoret
Martha Cotoret
Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
¡Enviado!
¡El profesional te contestará a la brevedad!

¡Qué viva el verano!

La paleta de colores empieza cambiar. Los colores cálidos se apoderan de las vitrinas de los grandes almacenes indicando que el verano ya está aquí, y el diseño de interiores no escapa de esta tendencia.

Si quieres renovar los espacios de tu casa, opta por tonos vibrantes y equilíbralos con colores neutros. Verás de qué manera este cambio influye positivamente en tu manera de enfrentar un nuevo día.

Amarillos, verdes, azules, rosas y violetas están a la vanguardia. Si eres un poco más minimalista, emplea estos tonos para destacar una pared. También los puedes usara para dar vida a una zona en específico, como una columna; a un elemento arquitectónico, como la chimenea; o enmarcar determinado espacio dentro de una habitación.

Piensa bien antes de escoger el color que vas a usar para pintar. Fíjate detenidamente en la cantidad de luz que entra en el espacio, bien sea natural o artificial. De esta manera podrás convertir el tono en el aliado perfecto para darle amplitud y luminosidad al espacio.

Otro aspecto que debes de tomar en cuenta antes de establecer el color que vas a emplear, es el mobiliario que existe en la habitación. Recuerda que todo debe tener cierta armonía. En este sentido hay una regla que no falla, el 60% del espacio debe estar pintado de un color claro.

Apuesta por los neutros

Para aquellos que prefieren atmósferas más tranquilas, está la paleta de neutros. En esta temporada, la tendencia va hacia los tonos claros. Sin embargo, recuerda que el contraste es importante. Si decides pintar tus paredes de blanco, beige o, incluso, un gris claro, da vida al espacio con telas llenas de textura y movimiento en los cojines, por ejemplo.

Para los más atrevidos existen nuevas opciones de neutros. Azules, morados, aguamarinas, tierras se unen a esta tendencia permitiendo una mayor versatilidad en el diseño de espacios interiores modernos.

Tendencia natural

Los colores que evocan la naturaleza jamás pasarán de moda y este verano están de vuelta. Si lo que buscas es calidez y confort esta tendencia es para tu hogar.

Una de las grandes ventajas de esta paleta de colores es que son fáciles de combinar y se adaptan a un sinfín de estilos, desde la casa más moderna hasta la más campestre. Así, podrás incluir en un mismo espacio elementos de estilos distintos, otorgándole gran personalidad al lugar.

Si a esta tendencia nos referimos, la madera y los tonos tierra son los grandes protagonistas. Sin embargo, se suman otros tonos como los naranjas y ocres, ideales también para las decoraciones de otoño. En este caso, una excelente alternativa es incorporar accesorios en tonos dorados, plateados y bronces. Llenarán de modernidad el lugar.

Look veraniego

Las telas son las mejores aliadas para llenar de personalidad un espacio. Un simple estampado puede dar el toque que necesitamos para convertir un espacio sin vida en una verdadera obra de arte. En este verano la tendencia al respecto es bastante clara: busca tejidos frescos, que te permitan pensar en la magia del exterior dentro de tu hogar.

El lino o el algodón son los reyes del verano. Además de ser telas ligeras, son bastante versátiles: se pueden escoger fibras 100% lino o algodón, o bien aquellas que viene mezcladas con poliéster. La seda y el hilo también son ideales para combatir las altas temperaturas.

En cuanto al diseño de las telas los colores crudos están a la vanguardia. Los blancos, los beiges y los grises son los favoritos de esta temporada, sobre todo para las cortinas, la ropa de cama y el tapizado de los muebles. Pero esta no es la única opción. Si eres más atrevido, puedes escoger diversas tonalidades de verdes y azules o, por qué no, un estampado floral que lleve a alegría de tu jardín a la habitación.

Para los gustos más convencionales, están las rayas, y los cuadros que nunca pasan de moda. También hay estampados con figuras geométricas o diseños étnicos. La elección dependerá del look que quieras imprimir a cada estancia y por el tipo de pieza.

¿Y para el exterior?

Con el clima tan agradable del verano seguramente querrás disfrutar de una velada inolvidable en tu terraza o jardín. Para que te la pases a gusto, lo primero que debes tomar en cuenta es la iluminación.

En este sentido, lo primero que debes tomar en cuenta es que nada quede a oscuras. Las dimensiones del espacio y los puntos estratégicos que quieras iluminar son los aspectos principales que debes considerar. Los pasillos, las escaleras, las áreas alrededor de la alberca y, por supuesto, el loft son puntos estratégicos a iluminar.

Recuerda que la luz no sólo es un elemento ornamental, es fundamental para garantizar tu seguridad y la de tu familia. Poner focos en los puntos adecuados te permitirá crear ambientes, dar sensación de profundidad y destacar espacios. Lo aconsejable es crear juegos de luces y sombras y atmósferas cálidas con una iluminación tenue.

No te olvides de que la luz, con sus variaciones de intensidad, también te puede servir para enfocar un objeto, como una escultura en medio del jardín o señalizar una zona de peligro, como el borde de la piscina. Apliques, plafones, farolas y focos pueden ser de utilidad para llenar de luz cada parte de tu terraza o jardín, de acuerdo a lo que quieras hacer.

Transforma los espacios exteriores de tu casa en un verdadero oasis para compartir una cena romántica con tu pareja o ofrecer una fiesta a amigos y familiares. En esta ardua tarea te pueden servir los focos que son luces transitorias, que se pueden trasladar donde se precise y cambiar según se necesite.

También puedes hacer uso de guirnaldas, farolillos, cubos con leds, objetos decorativos con luz… No olvides las velas, farolillos y antorchas sin lo que quieres es darle un toque romántico y veraniego a tu jardín o terraza. Lo recomendables es colocar en áreas estratégicas -sobre la mesa de comedor, junto a la piscina, a los pies del sofá- pequeñas luces que den vida al espacio. Las opciones son infinitas, lo importante es usar la creatividad

Admin-Area