Recámaras infantiles: artículos, tips e información | homify Recámaras infantiles: artículos, tips e información

Recámaras infantiles: artículos, tips e información

10 ideas rústicas para decorar el interior de tu casa

El estilo rústico nunca pasará de moda, a pesar del tiempo, pues representa un retorno a las raíces y tradiciones de la vida rural, y aporta una sensación de calidez y autenticidad a cualquier hogar.

22 de Abril de 2019

Diseño de Recámaras Infantiles en Ciudad de México

Pensar en ideas creativas para decorar una recámara infantil actual es plantear un reto trabajoso y, al mismo tiempo, muy divertido y emocionante. Una recámara infantil es un espacio destinado a los más pequeños de la casa y, por eso, necesita ser de…

16 de Marzo de 2019

Decoración de interiores para niños con el método Montessori en Puebla

De la mano y creatividad de Hoja Santa Studio, hoy traemos para ti el diseño y decoración interior de una hermosa recámara infantil, concebida a partir del Método Montessori. Hoja Santa Studio es una firma de diseño arquitectónico conformada por expe…

25 de Enero de 2019

¿Cómo decorar adecuadamente las recámaras para niñas?

La decoración de recámaras para niñas es un desafío que vale la pena realizar, ya que al tiempo que se debe pensar en adaptadas a la edad y a las características de la niña, se debe tener presente en todo momento que la habitación será el mundo de un…

14 de Enero de 2019

Remodelación de recámara infantil por arquitectos de interiores en Ciudad de México

Una renovación en el cuarto de los pequeños de casa ¡es toda una aventura! Y es que deben considerarse muchos aspectos para hacer del cuarto de los niños y las niñas el lugar ideal para su descanso y ocio:Sus colores favoritos¿Cuántos comparten la re…

09 de Enero de 2019

Recámaras Infantiles

El diseño y planeación de las recámaras infantiles tiene infinidad de aspectos a tener en cuenta, empezamos con el hecho que es el lugar donde los niños exploran y explotan su imaginación. 

Así como para los más grandes, la recámara comprende un espacio íntimo, para el niño representa también un lugar de juego y relajación. Por esto los colores, las texturas, el mobiliario la forma en la que se tapizan  sus paredes y la disposición de las cosas son aspectos que complementan este tipo de diseños. 

Colores 

Está demostrado que los colores ejercen una influencia y tienen efectos, por lo menos en parte, en nuestro comportamiento. Los colores no dicen y no expresan nuestra forma de ser, pero pueden influir negativa o positivamente en nuestro estado de ánimo, a través de las sensaciones que nos pueden ofrecer. 

Cada color posee su propia luz, energía y su propio efecto. Para la recámara de una niña predomina el rosa, que además de ser atribuido a características femeninas brinda sensaciones de bienestar y de calma, los buenos sentimientos también son reflejados con este color. 

Es un color que ayuda a despejar la mente de pensamientos negativos, que proporciona energía y suaviza el carácter, tendiendo hacia la dulzura, la constancia y la delicadeza. 

El naranja representa algeria, presencia del sol.  Atrae la vista, estimula el apetito, la conversación y la caridad. Es el color de la vitalidad, la alegría y la felicidad. El uso del naranja en terapia ayuda a deshacerse del miedo y de los estados depresivos y obsesivos. 

El color verde transmite seguridad, expansión y anima el crecimiento emocional. Proporciona mayor actividad cerebral, calma el estado de ánimo y actúa como desintoxicante. Es el color de la relajación por excelencia porque reduce la tensión. Es el color de la esperanza. Y puede expresar naturaleza, juventud, deseo, descanso, y equilibrio. 

Colores como la madera, habano, crudo, maíz o beige transmiten tranquilidad y quietud, por lo que pueden ser adecuados para niños muy excitables. Cuando se presentan en exceso y sin otros toques de color pueden resultar aburridos y conspirar contra la creatividad. 

Mobiliario 

En primer lugar, debemos ser conscientes que al ser este también un espacio de juego , puede permanecer en desorden si no contamos con los muebles necesarios que conformen estas recámaras. Te aconsejamos contar con grandes cajones y cajas donde el niño tenga fácil acceso para ordenar y desordenar su recámara. 

Las repisas con libros quedan siempre bien en todos los espacios, en la recámara de un niño podemos poner cuentos infantiles que estimulen el gusto por la lectura. La cama en lo posible que no sea muy alta para evitar accidentes, el niño en lo posible debe sentirse y estar seguro en su recámara. 

Metodo Montessori 

El método Montessori lo conocemos como un sistema educativo alternativo con excelentes resultados de aprendizaje para los niños de todas las edades. Desde su nacimiento, la pedagogía Montessori contempla el desarrollo del bebé atendiendo a sus necesidades específicas y promoviendo su autonomía en ambientes creativos.

Podemos emplear este método en muchos aspectos del desarrollo y aprendizaje de nuestros hijos. El niño que crece en una habitación Montessori es un niño más libre, con una mayor rapidez de aprendizaje, que aprende experimentando y que se vale por sí mismo mucho antes que los demás niños. 

Merece la pena tener en cuenta este tipo de decoración para la habitación del niño que además es más económica y natural. Las recámaras decoradas según el método Montessori se olvidan de las cunas o camas con barrotes que convierten a los niños en totalmente dependientes del adulto en el momento en que se quieran mover. 

Por eso proponen camas a ras del suelo para que el niño se acueste y se levante sin necesitar la ayuda de nadie. Los muebles de una habitación con decoración Montessori deben tener un tamaño adaptado al bebé o al niño, lo que implica que deberán ir transformándose a medida que crezcan.  

El método Montessori recomienda colocar láminas y espejos por las paredes de la habitación del niño, pero a una altura adecuada para que él pueda observarlas y observarse a sí mismo. Se ha comprobado que diversas láminas recorriendo la habitación estimulan la creatividad de los niños así como su capacidad de observación.